La Vila Joiosa
Castellano Valencià
Búsqueda:
 
Nuestra Historia

 

La fundación de Vila Joiosa

 

Urna ibérica para cenizas del cementerio de Poble Nou

 

Antes del año 1300 no se menciona la ciudad en niguno de los numerosos documentos que generó el proceso de reconquista, y en cambio si aparecen otras poblaciones de los alrededores, como Torres, Orxeta o Finestrat, lo que confirma que el solar que fue ciudad ibérica y puerto romano estuvo despoblado en época islámica. Las numerosas excavaciones arqueológicas en Villajoyosa confirman, hasta hoy, la ausencia de restos medievales anteriores a 1300, y por el contrario su abundiancia a partir de esa fecha.

Villajoyosa, es por tanto, una vila nueva, creada por el capitán general de la escuadra de la Corona de Aragón, Bernat de Sarriá, noble al servicio del rey Jaume II el Just, en momentos de expansión territorial de los reinos cristianos de Castilla y de Aragón por tierras alicantinas y murcianas. La nueva población se contruyó sobre el mismo cerro que ocupó dos mil años antes la ibérica, aprovechando su inmejorable situación. Bernat de Sarriá justificó la fundación por la compra de estas tierras a los Frares d´Uclés (la Orden de Santiago), en 1293, aunque la sentencia de un pleito posterior (1311) la consideró ilegal, y se las arrebató para devolvérselas a Pere Ferrandes de Hixar, que las había disfrutado y administrado con anterioridad en nombre de la Orden.

 

En este lapso de 18 años Sarriá aprovechó para fundar una ciudad de población cristiana, la única ciudad de población cristiana, la única de su entorno en ese momento, rodeada de aldeas islámicas que habían participado en importantes revueltas contra la corona valenciana unos años atrás. Esa ciudad, la vanguardia, la punta de lanza del Reino de Valencia, fue bautizada con el nombre de Vila Joiosa, que en catalán antiguo quiere decir "ciudad alegre", y que fue repoblada con gentes de Cataluña y de Aragón, trayendo una nueva cultura y un nuevo idioma. Estando en Barcelona, el día 8 de mayo de 1300, Bernat de Sarriá concedió a la ciudad una carta pobla, que fijaba el territorio las condiciones de posesión de las tierras, los impuestos, los derechos y deberes de los vecinos. El casco antiguo todavía conserva la planta típica de una ciudad de reconquista, con urbanismo en parrilla, caracterizado por calles largas que descienden hacia el mar en paralelo a las murallas y otras que las cruzan perpendicularmente. El eje principal era el carrer Major, que descendía hacia el mar desde la puerta principal, el portal, situada al norte.

 

 

 

Goleta jonense, contruida en 1919 en los astilleros de Villajoyosa

 

Torre vigía del Xarco (s. XVI)

 

<< Pág. Anterior - Pág. Siguiente >>

 

 

 
   
Ajuntament de la Vila Joiosa, © 2010. Todos los derechos reservados.