Vilamuseu pone en marcha visitas individuales con audiodescripción personal para visitantes con ceguera

  

Vilamuseu ha puesto en marcha visitas con audiodescripción personal para personas ciegas. Para ello, ha realizado un programa de adiestramiento para sus guías en las técnicas adecuadas que permitan a los invidentes disfrutar mejor de las exposiciones del museo.

El museo ha realizado ya las primeras visitas piloto a la nueva exposición inteligente sobre el Bou Ferrer, y otras. Consisten en ofrecer a personas individuales con ceguera o resto visual, con o sin su acompañante, una visita especial. En ella la guía le ayuda a tocar y entender las piezas táctiles, mientras se las audiodescribe usando una serie de técnicas. Cuando se audiodescribe, por ejemplo, se ubica a la persona en el edificio y en la sala, se escogen las piezas táctiles más representativas de la exposición, se describen las piezas de lo general a lo particular siguiendo un orden espacial fijo, se presta atención a los materiales y sus texturas, etc.

“Percibir a través del tacto, sin el apoyo de la visión, requiere su tiempo y sus ritmos, y por eso Vilamuseu ofrece estas visitas a una sola persona, con su  acompañante o sin él, ya que las guías están adiestradas en hacer ellas mismas de acompañante en cualquier momento. Es una apuesta en este caso no por la cantidad, sino por la calidad de las visitas”, ha comentado Xente Sebastiá, concejal de Patrimonio Histórico.

Vilamuseu destaca por su accesibilidad que ha sido reconocida internacionalmente. En él se pueden tocar muchas piezas originales, réplicas y maquetas en impresión 3D de accesibilidad aumentada y oler los aromas reales del pasado. Los contenidos están en la  lengua de signos española elaborados por Fesord y en audiodescripción subtitulada para personas sordas y con discapacidad auditiva y visual en una guía multimedia fácil de usar, accesible y gratuita.

Posee salas luminosas, taquillas accesibles, aseos accesibles en cabinas separadas en todas las plantas, ascensor para grupos de 45 personas (para mover a grupos con numerosas sillas de ruedas y personas de movilidad reducida), vitrinas y mesas táctiles accesibles a sillas de ruedas, textos en braille proporcionados por el CRE “Espíritu Santo” de la ONCE en Alicante y códigos QR en relieve según normas de la Comisión Braille Española para descarga de los contenidos multimedia accesibles, e incluso abrevadero y pipi-can para perros de acompañamiento, entre otras cosas.

Vilamuseu ha trabajado desde sus inicios en un concepto emergente el de Diseño museístico universal y lo ha aplicado por ejemplo a su nueva exposición inteligente “El pecio Bou Ferrer: un yacimiento extraordinario”. Esta es, posiblemente, la primera exposición de Europa en la que se aplican todos estos recursos accesibles a la vez.

“A pesar de todas las medidas tomadas, no es suficiente para que una exposición sea realmente accesible. Lo más accesible es lo que se puede experimentar de forma fácil y cómoda, lo que ayuda a las personas a sentir el patrimonio, a emocionarse con él. Y para eso nada mejor que los guías personales. Lo que ha hecho Vilamuseu es extender la posibilidad de disfrutar de una visita guiada adecuada a las personas sordas y, ahora, también a las personas con ceguera”, ha finalizado Antonio Espinosa, director de Vilamuseu.

Estas visitas se han de reservar con 4 días de antelación al teléfono 966508355 o en visitas@villajoyosa.com, de la misma forma que las visitas de personas o grupos de personas sordas, que pueden reservar visitas en lengua de signos con este mismo plazo, proporcionadas por Fesord CV, al mismo coste que las audiodescriptivas y que el de una visita guiada normal (1,50 euros), al que no se suma el de la entrada al museo porque las personas con discapacidad y sus acompañantes tienen la entrada gratuita a Vilamuseu.

Totes les imatges

Notícia publicada el 05 de Setembre de 2019